10 alimentos que debes limitar en Navidades

Escrito por Un Tipo Serio el 20 de diciembre de 2016

Con las fiestas de diciembre y el año nuevo  muy cerca, todos nos vemos rodeados de alimentos con alto contenido de grasa, salsas espesas, cremas y postres deliciosos repletos de calorías. Pero incluso en estas semanas no es imposible mantener una dieta saludable. Aprende a cambiar unos alimentos por otros, a sustituir ingredientes y, sobre todo, a usar la moderación a la hora de servirte. Y, para ser más específicos, te enumeramos los alimentos tradicionales de estas fechas que debes consumir con moderación:

 

1. Carne asada

Sobre todo los cortes con mucha grasa, que son los que normalmente seleccionas para esos días especiales. Si a eso le agregas “la salsa” de la cocción, estás añadiendo a tu dieta una buena cantidad de grasa saturada, que no es nada recomendable para el corazón. Trata de sustituirla por pavo o pollo al horno o a la parrilla. Y si de todas maneras, te vence la tentación, al menos no la acompañes ni con arroz ni con puré de papas. En su lugar, llena el resto del plato con bastante ensalada y un aliño (aderezo) bajo en calorías.

 

2. Albóndigas con salsa o crema

Algunos piensan que son una buena opción porque es más fácil controlar las porciones según el número que se sirvan. El problema es que la salsa cremosa en la que se cocinan está saturada de calorías. Si puedes limitarte a una sola albóndiga, perfecto. Si no, es preferible que te decidas por un coctel de camarones, pavo o cualquier otra carne magra.

 

3. Vegetales a la crema

 La espinaca, la alcachofa, la coliflor y otros vegetales son una buena opción… siempre que no se preparen añadiéndoles crema de leche y queso. Sirve una buena variedad de vegetales, pero acompáñalos con una salsa sin grasa. O tal vez con una salsa a base de yogur (bajo o en grasa o descremado).

 

4. Puré de papas con mantequilla

Es uno de los acompañantes más populares, no sólo en las fiestas, sino durante todo el año. Normalmente se prepara con gran cantidad de leche entera, mantequilla y bastante sal, lo que representa unas 238 calorías por una porción de 1 taza. Prepara tu puré “a lo sano”: leche descremada, menos mantequilla y sólo la sal indispensable para darle sabor.

 

5. Batatas (camotes) acarameladas

Durante esta época del año muchas personas las preparan con azúcar morena y mantequilla, y a veces las coronan con alteas (malvaviscos) y nueces. ¿Resultado? Unas 400 calorías por una porción de 3/4 de taza. También son peligrosas para mantener la dieta las deliciosas sweet potato fries, que se han puesto de moda para sustituir a las papitas fritas tradicionales. Si te encanta el sabor de las batatas, no tienes por qué privarte de ellas si las cocinas al horno.

6. Camarones, dátiles y otros enrollados en tocineta

Los camarones y los dátiles son buenas opciones servidos por sí solos, pero cuando los envuelves en tiras de tocineta  y los horneas para hacer unos exquisitos entremeses, se convierten en verdaderas “bombas” de grasa. Una buena alternativa: sirve camarones cocidos al vapor.

 

7. Torta negra navideña

Aunque es verdad que tiene frutas secas, también está cargada de mantequilla y azúcar y su masa es muy densa. Sustitúyela por una rebanada de pastel de calabaza (ahuyama) o, mejor aún, por frutas frescas.

 

8. Pastel de nueces  o de zanahorias

Las nueces pacanas para la salud, ya que contienen grasas sanas y proteínas, pero el pastel también contiene una cantidad bastante alta de azúcar, mantequilla y jarabe de maíz puede elevar una simple rebanada a más de 500 calorías y unos 20 gramos de grasa. ¿Qué puede ser una buena sustitución? Un puñado de nueces mixtas es una buena fuente de proteínas. Y si quieres algo dulce, puedes sustituir el pastel de nueces por uno de calabaza. Tampoco dejes que la tentación te lleve a comer pastel de zanahorias: entre la masa jugosa y la cubierta de glaseado cada porción puede aportar hasta 650 calorías.

 

9. Ponche crema (ponche de huevo)

Crema de leche, huevos, azúcar y licor. Una mezcla letal. Toma solo un trago por tradición si tanto te gusta.

 

10. Bola de queso cubierta con nueces y/o frutos secos

Una porción puede representar unas 400 calorías.  Date la vuelta y elige algo más ligero, quizás unas porciones de queso acompañados por uvas verdes.

 

Con información de Vidaysalud.com

Etiquetas:

Comentarios