5 cosas que JAMÁS debes decirle a una mujer [si quieres tener sexo]

Escrito por Un Tipo Serio el 31 de octubre de 2014

0003393962QQ-1920x1280

Para muchas mujeres el placer genuino comienza por la lengua de un hombre. No hablamos de sexo oral, sino de la comunicación. Hablar con las palabras adecuadas dentro o fuera de una discusión hará que ella se interese cada vez más en ti.

Por eso, les presentamos une serie de frases que JAMÁS debes decirles en una pelea y te proponemos otra frase de compensación.

 

JAMÁS le digas: “Haz lo que tú quieras”

Eso ella lo puede interpretar como si realmente no tuvieras interés en su opinión y, por lo tanto, en su vida.

Mejor dile: “Lo que decidas, estará bien para mí”.

Cuando tengan una discusión, lo principal es buscar soluciones prácticas y no reprocharse cada acción pasada. Eso evita que la relación se desgaste por las peleas. Considerar sus problemas y ayudarla a buscar una solución, así sea la que ella no espera, hará que se sienta cada vez más a gusto contigo.

 

JAMÁS le digas: “Yo siempre he sido así y así me conociste”.

Es la manera de decirle que estás consciente de tus defectos y no tienes la mínima intención de superarlos ni de cambiar para bien. Es ponerle un ultimátum tipo: si no te gusta, te vas. Y créenos, ella se irá.

Mejor dile: “Lo sé. A mí también me molesta eso de mí y quiero cambiarlo”

Admitir que tienes un problema no te hará menos hombre ante sus ojos. Todo lo contrario. Para ellas dejarás de ser un polo opuesto y te convertirás en un verdadero apoyo. Sentirá que valoras su opinión. No se trata de cambiar nuestra personalidad por una mujer –eso tampoco es bueno- sino de encontrar un punto medio en los conflictos donde ambos cedan, pero también hagan un esfuerzo por mejorar.

 

JAMÁS le digas: [NADA]

Una de las principales quejas que las mujeres  tienen sobre nosotros es que no sabemos comunicarnos… o no lo hacemos en absoluto. Evita quedarte callado sin darle ninguna respuesta. No pienses que evitar discutir a como dé lugar es lo mejor para la relación. Jugará al final en tu contra.

Mejor dile: “Vamos a tomarnos cinco minutos”.

Ante el enfado, tomar una pausa para respirar es muy conveniente. Reflexionas a solas y probablemente te des cuenta que el problema no es tan grave como parecía. Eso sí, no dejes que sean más de 5 minutos pues ella sentirá que la estás evadiendo, y eso empeorará todo.

 

JAMÁS le digas: “¡Cálmate!”

Por muy molesta que esté, esta frase solo le hará entender que la consideras una histérica sin remedio. Es lo último que quiere escuchar, solo aumentará sus nervios. Es, además, una palabra que denota estar en una posición de superioridad ante ellas… y eso enfurece aún más.

Mejor dile: “Yo…”

No la acuses (“tú siempre me haces esto”). Mejor dile cómo te sientes (“yo me siento mal cuando…”). Al explicarle tus propios sentimientos ella se calmará. Es difícil para nosotros, pero solo inténtalo y verás.

 

JAMÁS le digas: “Te quiero” (durante una pelea).

No es el momento, no en plena discusión. Lo tomará como un acto deliberadamente manipulador. Además, le restarás valor a esas dos palabras.

Mejor dile: “Necesito entenderlo mejor”.

Que ella vea que haces un esfuerzo por comprender su punto de vista y la dimensión del problema es un gran avance hacia la solución. No debes intentar enterrar el problema como si no hubiese existido, es lo que más odian.

 

Recuerda: luego de dar por finalizada la discusión, nada mejor que el sexo como reconciliación. Haz el esfuerzo (vale al pena).

 

Con información de MensHealth.es

Etiquetas:

Comentarios