¿Ejercicios y comida sana?

Escrito por Un Tipo Serio el 25 de diciembre de 2016

Hacer ejercicios y comer sano: ¿Por qué?, ¿para qué? Aquí está el dilema con el que nos encontramos todos al decidir salir del sedentarismo. La mejor opción siempre va a ser establecer un plan a corto, a mediano y largo plazo, donde cada quien trabaje sus necesidades particulares.

¿A qué me refiero con este plan? Hay que detenerse y definir una meta clara y lo más adecuado va a ser trabajar en salud preventiva y decidirse por cambiar a un estilo de vida, donde todo lo que ingerimos sea lo más adecuado para alcanzar una meta. El objetivo primordial para la mayoría de las personas debe ser incrementar la masa muscular y perder grasa corporal. Por esta razón, vemos con frecuencia a personas que decidieron iniciar un plan para perder peso acudir constantemente a la báscula sin ver variaciones y se frustran. Si estamos ganando músculo y perdiendo grasa en un ratio similar, es normal que las variaciones en el peso sean mínimas.

Hay que desmontar muchas de las motivaciones para alcanzar resultados a corto plazo y también algunos mitos. Por ejemplo:

1. El atractivo físico o la imagen. Si bien es súper importante y tiene que ver con los niveles de autoestima de cada individuo, éste debe ser una consecuencia y no el objetivo. Si la meta la fijamos alrededor de sentirnos mejor o incluso en desenvolvernos de manera más eficiente en una disciplina deportiva, nuestra motivación va a ser más sólida.

2. Quiero estar dur@ para Semana Santa y me acerco a un coach dos semanas antes para pedirle ayuda. Esa es una meta “vacía” donde la mayoría de las personas se embarcan en dietas que flagelan al organismo y lo que generan es una pérdida importante de líquido y el bien conocido “efecto rebote” que prácticamente se produce de manera instantánea. Luego vienen las vacaciones y pasan por el mismo proceso. Navidad, Año Nuevo y cualquier otra festividad, cayendo en un ciclo repetitivo que va dañando al organismo.

3. No voy a hacer pesas porque la grasa se endurece. ¡Eso es totalmente falso! Al realizar cualquier tipo de ejercicios estamos generando calor y el único proceso físico que endurece las grasas es el frío. Entonces, no es necesario embarcarse sólo en intensas sesiones de ejercicio cardiovascular.

Para establecer el camino a la meta, primero debemos hablar de hábitos y alimentación con un nutricionista o nutrólogo. Luego, establecer con un coach un plan de ejercicios donde la intensidad crezca de manera progresiva. Y finalmente, manos a la obra…

* Tip:

Tomar gaseosas dietéticas como si fuese agua no es una buena opción. En un estudio hecho por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte se encontró que cuando la gente sustituía su bebida azucarada favorita (también pueden ser jugos) por una dietética, comieron más postres y más pan que la gente que sustituyó su bebida azucarada por agua. La razón, de acuerdo al Dr. Barry Popkin1, es que los edulcorantes pueden incrementar el hambre por cosas dulces.

1 Men´s Health Weight Loss Guide Spring 2012 // Foto: Kathy Boos.

Comentarios