El tipo serio Nro. 1

Escrito por @AlvaroRPK el 2 de julio de 2013

Hace poco me preguntaron en un programa de televisión si existe algún personaje en particular que me gustaría entrevistar para la nueva temporada de Un Tipo Serio TV. Contesté casi de forma automática que tal vez a Cala o a Luis Chataing… pero olvidé mencionar al que considero el tipo serio Nro. 1 y uno de los personajes más admirables e inspiradores de la historia contemporánea de Venezuela, una entrevista que nunca podré realizar: el gran Renny Ottolina.

No es mucho lo que las nuevas generaciones conocen de Renny, pero seguro la mayoría de los venezolanos lo hemos escuchado nombrar como alguien, más que famoso, influyente, que tocó nuestras vidas de forma positiva y que amó profundamente a nuestro país. Por las dudas, lo mejor es consultar a los abuelos.

Yo agregaría que uno de los legados más valiosos de Renny fue lograr esa simbiosis entre producir programas con alto rating, de gran factura y calidad y a la vez, conseguir educar en valores, historia y principios a través de la televisión. Renny fue el testimonio más tangible de que sí es posible hacer televisión de calidad y que la gente la vea y la disfrute. Haberlo logrado, tantos años atrás, no es poca cosa.,

Mucha gente lo recuerda porque presentaba en su show a los artistas nacionales e internacionales más influyentes del momento como: Tom Jones, Stevie Wonder, Jose Luis Rodríguez, Celia Cruz y tantos otros ejemplos. Hay quien menciona ese primer programa que se transmitió a color en Venezuela, desde el Churun Merú (Salto Ángel), producido y presentado por el propio Renny. Para las nuevas generaciones de animadores de TV, su ejemplo a nivel publicitario es modelo a seguir, porque Renny no anunciaba marcas en las que no creía y creaba campañas atractivas e interesantes que disparaban las ventas de sus anunciantes.

Renny presentaba programas aptos para toda la familia, editó el libro: “Así lo dijo Bolívar”, para obsequiarlo a sus televidentes y educarlos a la vez; creó campañas como: “Conocer a Venezuela, para quererla más” y realizaba programas especiales en los diferentes estados de nuestro país, donde hablaba de su pasado y su presente, brindando la pantalla como plataforma a músicos y creadores de las diferentes regiones. Realizó otras campañas de responsabilidad social sobre el comportamiento de los conductores de vehículos y peatones, promoviendo una buena cultura ciudadana. Y nada de esto lo hizo por dinero.

Lo que era inevitable: Renny se metió en la política, se propuso como candidato presidencial y falleció en un accidente de avión, bajo la sombra de muchas dudas sobre las verdaderas razones que ocasionaron la colisión. Hay quien sugiere que su lenguaje destemplado y su actitud irreverente resultaban incómodas a unos cuantos políticos y empresarios.

No pretendo realizar una reseña biográfica de Renny Ottolina, sería muy mezquino hacerlo en tan poco espacio. Pero sí quiero compartir a rasgos generales, algunas de sus reflexiones y parte de su legado. En YouTube algunas personas generosas colgaron su último programa de TV El Show de Renny y su último programa de radio Venezuela Despierta con Renny Ottolina, si conectaste con algo de lo que dije en este post, seguro vas a disfrutar ambos programas y también te sorprenderá la vigencia de algunas de sus palabras. Se pueden ver acá:

Último programa de TV: El Show de Renny Ottolina:

 

Último programa de RADIO: Venezuela Despierta con Renny Ottolina

 

Han pasado 35 años desde que Renny no está con nosotros, pero yo no tengo ninguna duda, no solo era el Nro. 1 de la televisión, también era el tipo serio Nro. 1.

 

Etiquetas:

Alvaro Pérez-Kattar

Comunicador venezolano. Socio-Fundador de UnTipoSerio®. Más en alvarorpk.com. #AquiNoSeHablaMalDeVenezuela

Twitter: @AlvaroRPK

Comentarios