Guía para sobrevivir a una economía estancada

Escrito por Un Tipo Serio el 16 de agosto de 2016

Acá te ofrecemos algunos consejos para controlar tus gastos ante una economía estancada:

Reduce tus gastos hormiga. Delimita cuáles son tus gastos fijos y cuáles tus gastos variables. En estos últimos detecta cuales realizas sin darte cuenta golosinas, café, cigarros o propinas innecesarias. Trata de reducir diariamente uno de estos gastos, ahórralo y destina esa cantidad a una inversión.

No abuses de tus tarjetas de crédito. Las tarjetas de crédito son un medio de pago pero no una extensión de tu salario. Lo ideal es no hacer compras compulsivas y resguardar los recursos con los que contamos. No es el momento de aumentar tu línea de crédito, y si tienes más de una tarjeta de preferencia quédate con sólo una.

Reduce el entretenimiento. Discute y evalúa con tus amigos o pareja qué otras alternativas hay para reunirse donde las bebidas y los alimentos no sean tan caros. Si el fin de semana acostumbras a ir a comer, al cine y a bailar, quizá puedas hacer una de ellas y las otras sustituirlas por alguna actividad  en casa, alquilar una película o hacer algo de comer. Te sorprenderás cuánto puedes ahorrar si dejas de gastar en fiestas y comidas.

Reduce y liquida tus deudas. Antes de comprar a meses sin intereses, revisa cuánto ahorrarías si pagaras de contado. No adquieras deudas de pasivos o traerás más gastos a tu bolsillo. No comprometas más de 20% de tu sueldo en deudas y de preferencia trata de bajar el nivel de endeudamiento que tienes.

Busca un ingreso extra. Si tienes un empleo formal y no cuentas con mucho tiempo ni recursos para invertir en un negocio, vende por internet productos que resuelvan las necesidades básicas de las personas.

Invierte lo ahorrado. Ahorrar sin proyección de inversión hará que tu dinero pierda su valor cada día. Comprar metales preciosos y resguardarlos por 10 años en una caja fuerte de un banco, es otra alternativa segura, pero lenta para ver crecer tu dinero.

Si tus ahorros van más allá, podrías comprar bienes raíces o remates de viviendas, que con el tiempo aumentarán su valor de mercado y podrás venderlos arriba de su valor original.

Continúa leyendo en CNNExpansion.com

Etiquetas:

Comentarios