Entre la moral y la ética, ¿cuál eliges?

Entre la moral y la ética, ¿cuál eliges?

En ocasiones vivimos tan metidos en nuestras ideas que no vemos los barrotes, porque las opiniones y las creencias pueden elevarse como una celda muy cómoda en la cual nos sentimos aparentemente libres. Allí adentro todo luce bien, como debe ser, mientras que allá afuera es el pandemonio, el mundo de los equivocados. ¿Exagero?...